Una Corriente De Amor Energético

Una Corriente De Amor Energético

Nuestras almas viven dentro de una corriente de amor energético y por lo tanto nunca nos separamos de nuestros seres queridos.

Aún cuando algunas veces podamos sentirnos alejados y faltos de amor el lazo nunca se corta y los reencuentros pueden ser tan repentinos como las rupturas, y cuando se producen suelen ser espectaculares

Diana era una mujer muy atractiva de algo más de treinta años que tenía una personalidad muy fuerte y trabajaba como enfermera en un gran centro médico.

Como tal todos los días tenía que tomar decisiones rápidas sobre cuestiones de vida o muerte mientras controlaba y dirigía a las enfermeras con menos experiencia.

En esos tiempos Diana estaba muy preocupada pues se estaba acercando a los cuarenta años y aún seguía soltera. Y el problema principal con el cual se había encontrado era que su carácter era tan fuerte que había intimidado a más de un posible candidato.

Diana estaba preocupada pero no estaba dispuesta a juntarse con cualquiera, ella esperaba que existiera una verdadera pasión y que en algún momento pudiera encontrarse con su alma gemela.

En algunos días se sentía realmente deprimida pensando que tenía que tener alguna clase de defecto del cual no se daba cuenta y que le impedía encontrarse con el amor y la felicidad con los cuales anhelaba

Durante una regresión a una vida pasada se encontró en Norteamérica en la época de las colonias. Ella era una de las mujeres colonizadoras que tenía un hijo de corta edad con una extraña marca de nacimiento sobre su hombro derecho, y se encontraba dentro de una cabaña rodeada por indios cuando su marido no estaba en casa.

Tengo que mantenerme escondida dentro de nuestro escondite pues si los indios me descubren nos matarán a mi y a mi hijo decía con preocupación cuando el niño comenzó a llorar.

En su desesperación Diana le puso la mano sobre la boca para que no hiciera ruido y luego de un rato de no escuchar más sus sollozos se dio cuenta que sin querer lo había ahogado, lo había matado

Su llanto y desesperación se volvieron realmente conmovedores, por lo cual se le sugirió que mirara la escena desde arriba como quien mira una película para que no se involucrara tanto en ese terrible drama que había vivido.

Finalmente los indios se fueron sin encontrarla pero nunca más  dejó de estar atormentada por el dolor y la culpa. En realidad nunca pudo perdonarse a sí misma por lo que había pasado.

En la regresión luego vio como moría y comenzaba a flotar sobre su cuerpo mientras se sentía envuelta por una hermosa luz dorada, dentro de la cual veía los espíritus de los seres queridos que habían muerto antes que ella, incluidos su marido y sus padres, pero su hijito no estaba entre ellos.

Ella se sentía sumamente sorprendida al darse cuenta de que aunque había abandonado su cuerpo, en realidad no había muerto pues seguía siendo consciente. La gente no sabe lo que es la muerte pues en realidad no he muerto de verdad dijo

Cierto tiempo después de esa regresión le tocó atender en el hospital a un hombre de cuarenta y un años que sufría ataques de asma. Ella se sintió atraída en forma inexplicable hacia ese hombre y mientras realizaba su examen físico se dio cuenta que el la miraba fijamente pues él también sentía una conexión especial con esa enfermera

Cuando Diana se colocó detrás de él para auscultarlo con el estetoscopio vio que el hombre tenía una marca de nacimiento en forma de media luna tal como la que había tenido su hijo en la regresión

Diana sintió que se quedaba sin aliento y se le aflojaban las rodillas hasta el punto de que casi se desmaya, y al instante se dio cuenta de que estaba sucediendo algo muy profundo

Mientras se le llenaban los ojos con lágrimas de alegría se puso a conversar con él en forma aparentemente desinteresada y por supuesto que le preguntó si estaba casado

Pero no, el no estaba casado ya que se había divorciado de una mujer que le había sido infiel y él no había vuelto a casarse con miedo de que le pudiera volver a suceder algo tan terrible. Se sentía traicionado, desconfiado y resentido.

Y de repente él se preguntó a sí mismo ¿Por qué le estoy contando cosas tan íntimas a una enfermera a la cual recién conozco? ¿Qué tiene esta mujer que la hace tan especial?

Y la verdad era que el amor que había quedado inconcluso en esa vida anterior los había guiado hasta volver a encontrarse. En realidad sus almas habían programado ese reencuentro y hoy en día están felizmente casados.

Ambos se sienten sumamente enamorados con un amor que no necesita pruebas y en este caso tal como en muchos otros hemos podido ver como una muerte por asfixia suele manifestarse en la vida siguiente con síntomas de asma

Con mis mejores deseos
Dr. Roberto A. Bonomi

Nota: Inspirado en el libro del Dr. Brian Weiss “Mensajes de los Sabios”