Toda Mi Vida Anterior En Una Aldea – Muchas Vidas Muchos Maestros Capítulo 7 Parte 2

Conozca sus vidas pasadas con la ayuda del Dr. Bonomi: http://vidaspasadas.drbonomi.com

Toda Mi Vida Anterior En Una Aldea – Muchas Vidas Muchos Maestros Capítulo 7 Parte 2

—Veo edificios, edificios con columnas redondeadas. Hay muchos edificios.
Estamos fuera. Hay árboles, olivos, en torno nuestro. Es muy bello. Estamos
presenciando algo… La gente lleva máscaras muy curiosas, que le cubren la cara.
Es alguna festividad. Visten largas túnicas y se cubren la cara con máscaras.
Fingen ser lo que no son. Están en una plataforma… por encima de nuestros
asientos.
—¿Estás presenciando una obra de teatro?
—Sí.
—¿Cómo eres? Mírate.
—Tengo el pelo castaño. Lo llevo trenzado.
56
Hizo una pausa. Su descripción de sí misma y la presencia de los olivos me
recordaron esa vida de tipo griego, mil quinientos años antes de Cristo, en que yo
había sido Diógenes, su maestro. Decidí investigar.
—¿Conoces la fecha?
—No.
—¿Te acompaña alguien que tú conozcas?
—Sí. Mi esposo está sentado junto a mí. No lo conozco (en su vida actual).
—¿Tienes hijos?
—Estoy encinta. —La elección del vocabulario era interesante, algo anticuado y
en nada parecido al estilo consciente de Catherine.
—¿Está tu padre ahí?
—No lo veo. Tú estás presente… pero no conmigo. —Conque yo tenía razón:
habíamos retrocedido treinta y cinco siglos.
—¿Qué hago ahí?
—Estás mirando, tan sólo… pero enseñas. Enseñas… Hemos aprendido de ti…
cuadrados y círculos, cosas extrañas. Diógenes, eres tú ahí.
—¿Qué más sabes de mí?
—Eres anciano. Tenemos algún parentesco… Eres el hermano de mi madre.
—¿Conoces a otros de mi familia?
—Conozco a tu esposa… y a tus hijos. Tienes hijos varones. Dos de ellos son
mayores que yo. Mi madre ha muerto. Murió muy joven.
—¿Y a ti te ha criado tu padre?
—Sí, pero ahora estoy casada.
—¿Y esperas un bebé?
—Sí. Tengo miedo. No quiero morir cuando nazca el niño.
—¿Eso es lo que le ocurrió a tu madre?
—Sí.
—¿Y tú temes que te pase lo mismo?
—Ocurre muchas veces.
—¿Es éste tu primer hijo?
—Sí. Estoy asustada. Será pronto. Estoy muy pesada. Me cuesta moverme…
Hace frío.
57
Se había adelantado sola en el tiempo. El bebé estaba a punto de nacer.
Catherine no había tenido hijos y yo no había asistido a ningún parto en los
catorce años transcurridos desde mis prácticas de obstetricia en la escuela de
medicina.
—¿Dónde estás? —pregunté.
—Tendida en algo de piedra. Hace mucho frío. Siento dolores… Alguien tiene que
ayudarme. Alguien tiene que ayudarme. —Le indiqué que respirara
profundamente; el bebé nacería sin dolor. Ella jadeaba y gruñía al mismo tiempo.
El trabajo de parto duró varios minutos de tormento; por fin nació el niño. Tuvo
una hija.
—¿Te sientes mejor ahora?
—Muy débil… ¡Mucha sangre!
—¿Sabes cómo se va a llamar la niña?
—No, estoy demasiado cansada… Quiero a mi bebé.
—Tu bebé está aquí —improvisé yo—; una niñita.
—Sí, mi esposo está complacido.
Se sentía exhausta. Le indiqué que durmiera un momento y que despertara
repuesta. Al cabo de uno o dos minutos la desperté de la siesta.
—¿Te sientes mejor ahora?
—Sí… veo animales. Llevan algo en el lomo. Son cestos. En los cestos hay
muchas cosas… comida… algunas frutas rojas…
—¿La región es bonita?
—Sí, con mucha comida.
—¿Sabes cómo se llama la región? ¿Cómo la llamáis cuando un forastero os
pregunta el nombre de la aldea?
—Cathenia… Cathenia…
—Se diría que es una ciudad griega —sugerí.
—No sé. ¿Lo sabes tú? Tú has viajado lejos de la aldea y has regresado. Yo no.
Ésa era una novedad. Puesto que en esa vida yo era su tío, mayor y más sabio,
ella me preguntaba si yo conocía la respuesta a mi propia pregunta. Por
desgracia, yo no tenía acceso a esa información.
—¿Has pasado toda tu vida en la aldea?
58
—Sí —susurró—, pero tú viajas, para poder saber lo que enseñas. Viajas para
aprender, para conocer la tierra… las diferentes rutas comerciales, para poder
anotarlas y hacer mapas… Tú eres anciano. Vas con dos más jóvenes porque
comprendes las cartas. Eres muy sabio.
—¿A qué cartas te refieres? ¿Cartas de las estrellas?
—Sí, tú comprendes los símbolos. Puedes ayudarlos a hacer… ayudarlos a hacer
mapas.
—¿Reconoces a otras personas de la aldea?
—No los conozco… pero a ti sí.
—Bien. ¿Cómo son nuestras relaciones?
—Muy buenas. Tú eres muy bondadoso. Me gusta sentarme a tu lado,
simplemente; es muy reconfortante… Nos has ayudado. Has ayudado a mis
hermanas…
—Pero llega un momento en el que debo dejaros, puesto que soy viejo.
—No.
No estaba dispuesta a vérselas con mi muerte.
—Veo un pan, pan plano, muy plano y delgado.
—¿Hay gente que coma ese pan?
—Sí, mi padre, mi esposo y yo. Y otras personas de la aldea.
—¿A qué se debe?
—Es un… algún festival.
—¿Está tu padre ahí?
—Sí.
—¿Y tu bebé también?
—Sí, pero no conmigo. Está con mi hermana.
—Mira con atención a tu hermana —sugerí, buscando la identificación de alguna
persona importante en la vida actual de Catherine.
—Sí, la conozco.
—¿Conoces a tu padre?
—Sí… sí… Edward. Hay higos, higos y aceitunas… y fruta roja. Hay pan aplanado.
Y han matado algunas ovejas. Están asando las ovejas. —Hubo una larga
pausa—. Veo algo blanco…
Una vez más había avanzado sola en el tiempo.
59
—Es blanco… es una caja cuadrada. Allí ponen a la gente cuando muere.
—¿Ha muerto alguien, entonces?
—Sí… mi padre. No quiero mirarlo. No me gusta mirarlo.
—¿Es preciso que mires?
—Sí. Se lo llevarán para enterrarlo. Estoy muy triste.
—Sí, lo sé. ¿Cuántos hijos tienes? —El periodista que había en mí no la dejaba
en paz con su luto.
—Tengo tres: dos varones y una niña.
Después de responder a mi pregunta, obediente, volvió a su dolor.
—Han puesto su cuerpo bajo algo, bajo una cubierta… —Parecía muy triste.
—¿Yo también he muerto para entonces?
—No. Estamos tomando algunas uvas, uvas en copas.
—¿Cómo soy ahora?
—Muy, muy viejo.
—¿Te sientes ya mejor?
—¡No! Cuando mueras, me quedaré sola.
—¿Acaso has sobrevivido a tus hijos? Ellos cuidarán de ti.
—¡Pero tú sabes tanto! —Hablaba como una niñita.
—Lo superarás. Tú también sabes mucho. Estarás a salvo.
La reconforté; pareció descansar apaciblemente.
—¿Estás más en paz? ¿Dónde te encuentras ahora?
—No sé.
Al parecer, había cruzado al estado espiritual, aun sin haber experimentado su
muerte en esa vida. Esa semana habíamos recorrido dos vidas en considerable
detalle. Aguardé a los Maestros, pero Catherine continuó descansando. Al cabo
de varios minutos más, le pregunté si podía hablar con los Espíritus Maestros.
—No he llegado a ese plano —explicó—. No puedo hablar mientras no llegue.
Nunca llegó a ese plano. Después de mucho esperar, la saqué de su trance.
60

Audiolibros del Dr. Bonomi www.drbonomi.com/audiolibros.html Subscribase a nuestro canal y disfrute de todos nuestros audiolibros GRATIS https://www.youtube.com/user/drbonomi =============================================== Toda La Vida En Una Aldea – Muchas Vidas Muchos Maestros Capítulo 7 Parte 2 Experiencias psiquiátricas del Dr. Brian Weiss narradas por sus pacientes en estado hipnótico, asistiendo al nacimiento de la terapia regresiva a vidas pasadas. Este video se encuentra aquí: https://youtu.be/U6U8ebjE8dg =============================================== Muchos editores de primer nivel han impreso este libro, algunos de los cuales se muestran en las imágenes de este video. Un libro impreso en papel, puede aprovecharse más que un video, destacando los párrafos que más le interesa recordar. =============================================== Educational Purposes Only All content belongs to their respective owners Published under United States Fair Law 17 U.S.C. § 106 and 17 U.S.C. § 106A, Fair use is a limitation and exception to the exclusive right granted by copyright law to the author of a creative work. In United States copyright law, fair use is a doctrine that permits limited use of copyrighted material without acquiring permission from the rights holders. It provides for the legal, unlicensed citation or incorporation of copyrighted material. United States Copyright Act of 1976, 17 U.S.C. § 107. —- Propósitos educativos solamente. Todo el contenido pertenece a sus respectivos propietarios publicado basado en la ley deEstados Unidos17 U. S. C. § 106 y 17 U. S. C. § 106A, Fair use es una limitación y excepción al derecho exclusivo concedido por la ley de derechos de autor al autor de un trabajo creativo. En Estados Unidos la legislación de derecho de autor, uso justo y equitativo es una doctrina que permite uso limitado de material con derechos de autor sin obtener permiso de los titulares de los derechos. Se prevé la citación legal, sin licencia o la incorporación de material con derechos de autor. Ley de derechos de autor de Estados Unidos de 1976, 17 U. S. C. § 107.