Las Lecciones De Los Sabios – Muchas Vidas Muchos Maestros Capitulo 7

Las Lecciones De Los Sabios – Muchas Vidas Muchos Maestros Capitulo 7

Conozca sus vidas pasadas con la ayuda del Dr. Bonomi: https://vidaspasadas.drbonomi.com

Una semana después, cuando Catherine llegó para su próxima sesión, yo estaba
listo para poner la grabación del increíble diálogo mantenido en la anterior.
Después de todo, ella me estaba proporcionando poesía celestial, además de
recuerdos de vidas pasadas. Le dije que me había relatado informaciones de
experiencias vividas después de la muerte, aunque no tuviera ningún recuerdo del
estado intermedio o espiritual. Se mostró reacia a escuchar. Asombrosamente
mejorada y más feliz, no necesitaba escuchar ese material. Además, todo eso era
algo «fantasmagórico». La convencí de que escuchara: era maravilloso, bello,
inspirador, y venía a través de ella. Quería compartirlo con Catherine. Escuchó su
leve susurro grabado sólo algunos minutos; luego me pidió que lo apagara. Dijo
que era demasiado extraño y que la hacía sentirse incómoda. Yo, callado,
recordé: «Esto es para ti, no para ella.»
Me pregunté cuánto tiempo durarían estas sesiones, puesto que Catherine
mejoraba semana a semana. Sólo quedaba alguna pequeña onda en su estanque
53
antes turbulento. Aún tenía miedo de los lugares cerrados; su relación con Stuart
seguía siendo inestable. Por lo demás, su progreso era notable.
Llevábamos meses sin mantener una sesión de psicoterapia tradicional. No era
necesario. Solíamos charlar algunos minutos para ponernos al tanto de lo
acontecido en la semana; después pasábamos directamente a la regresión
hipnótica. Ya fuera por los recuerdos mismos de traumas importantes o de
pequeños traumas cotidianos, ya por el proceso de revivir las experiencias,
Catherine estaba casi curada. Sus fobias y sus ataques de pánico habían
desaparecido casi por completo. No tenía miedo a la muerte ni a morir. No le
asustaba la posibilidad de perder el control. En la actualidad, los psiquiatras
utilizan grandes dosis de sedantes y antidepresivos para tratar a los pacientes
afectados por síntomas como los de Catherine. Además de esos medicamentos,
suelen someterlos a psicoterapia intensiva o a sesiones de terapia grupal sobre
fobias. Muchos psiquiatras creen que ese tipo de síntomas tienen una base
biológica, que hay deficiencias en uno o varios elementos químicos cerebrales.
Mientras hipnotizaba a Catherine para llevarla a un trance profundo, pensé en lo
notable y maravilloso de que, en un período de varias semanas, sin emplear
medicamentos, terapia tradicional ni terapia de grupo, estuviera casi curada. No
se trataba sólo de suprimir los síntomas ni de apretar los dientes y aprender a vivir
con los miedos. Eso era curación, ausencia de síntomas. Y ella estaba radiante,
serena y feliz más allá de mis más descabelladas esperanzas.
Su voz volvió a ser un susurro delicado.
—Estoy en un edificio, algo con techo abovedado. La bóveda es azul y dorada.
Hay otras personas conmigo. Visten… un viejo… una especie de hábito, muy viejo
y sucio. No sé cómo hemos llegado ahí. Hay muchas figuras en la habitación.
También hay estatuas, estatuas de pie en una estructura de piedra. En un
extremo de la habitación hay una gran figura de oro. Parece… Es muy grande,
con alas. Es muy mala. Hace calor en la habitación, mucho calor. Hace calor
porque allí no hay aberturas. Tenemos que mantenernos lejos de la aldea.
Tenemos algo muy malo.
—¿Estáis enfermos?
—Sí, todos estamos enfermos. No sé qué padecemos, pero se nos muere la piel.
Se pone muy negra. Siento mucho frío. El aire es muy seco, muy viciado. No
54
podemos volver a la aldea. Tenemos que permanecer lejos. Algunos tienen la
cara deformada.
Esa enfermedad parecía terrible, como la lepra. Si Catherine había tenido alguna
existencia llena de placeres, aún no habíamos dado con ella.
—¿Cuánto tiempo tenéis que pasar ahí?
—La eternidad —respondió, sombría—, hasta que muramos. Esto no tiene cura.
—¿Sabes el nombre de la enfermedad? ¿Cómo se llama?
—No. La piel se pone muy seca y se encoge. Hace años que estoy aquí. Otros
acaban de llegar. No hay modo de volver. Hemos sido expulsados… para morir.
—Sufría una tristísima existencia; vivía en una cueva.
»Para alimentarnos tenemos que cazar. Veo una especie de animal salvaje que
estamos cazando… con cuernos. Es pardo, con cuernos, grandes cuernos.
—¿Os visita alguien?
—No, no pueden acercarse o ellos mismos contraerán el mal. Hemos sido
maldecidos… por algún daño que hemos hecho. Y éste es nuestro castigo. —Las
arenas de su teología cambiaban sin cesar en el reloj de sus existencias.
Solamente después de la muerte, en el estado espiritual, se presentaba una
bienvenida y reconfortante constancia.
—¿Sabes qué año es ése?
—Hemos perdido la noción del tiempo. Estamos enfermos; nos limitamos a
aguardar la muerte.
—¿No hay esperanza? —pregunté, contagiado por la desesperación.
—No hay esperanza. Todos moriremos. Y siento mucho dolor en las manos. Todo
mi cuerpo está debilitado. Tengo muchos años. Me cuesta moverme.
—¿Qué ocurre cuando uno no puede moverse más?
—Lo llevan a otra cueva y lo dejan allí para que muera.
—¿Qué hacen con los muertos?
—Sellan la entrada de la cueva.
—¿Alguna vez se sella una cueva antes de que la persona haya muerto? —Yo
buscaba una clave de su miedo a los sitios cerrados.
—No lo sé. Nunca he estado allí. Estoy en la habitación con otros. Hace mucho
calor. Estoy contra la pared, tendida.
—¿Para qué sirve esa habitación?
55
—Para adorar… a muchos dioses. Es muy calurosa. —La hice avanzar en el
tiempo.
»Veo algo blanco. Veo algo blanco, una especie de dosel. Están trasladando a
alguien.
—¿Eres tú?
—No sé. Recibiré de buen grado la muerte. Me duele tanto el cuerpo…
Los labios de Catherine se tensaban por el dolor; el calor de la cueva la hacía
jadear. La llevé hasta el día de su muerte. Aún jadeaba.
—¿Cuesta respirar? —pregunté.
—Sí, aquí dentro hace mucho calor… tanto calor, mucha oscuridad. No veo… y no
puedo moverme.
Moría, paralizada y sola, en la cueva oscura y calurosa. La boca de la cueva ya
estaba sellada. Se sentía asustada y desdichada. Su respiración se hizo más
rápida e irregular. Misericordiosamente, murió, poniendo fin a esa angustiosa vida.
—Me siento muy liviana… como si estuviera flotando. Aquí hay mucha luz. Es
maravilloso.
—¿Sientes olores?
—¡No!
Hizo una pausa. Quedé a la espera de los Maestros, pero ella fue rápidamente
arrebatada.
—Caigo muy deprisa. ¡Vuelvo a un cuerpo!
Parecía tan sorprendida como yo.

Audiolibros del Dr. Bonomi http://www.drbonomi.com/audiolibros.html Subscribase a nuestro canal y disfrute de todos nuestros audiolibros GRATIS https://www.youtube.com/user/drbonomi =============================================== Las Lecciones De Los Sabios Muchas Vidas Muchos Maestros Capítulo 7 Parte 1 Experiencias psiquiátricas del Dr. Brian Weiss narradas por sus pacientes en estado hipnótico, asistiendo al nacimiento de la terapia regresiva a vidas pasadas. Este video se encuentra aquí: https://youtu.be/QMeZ_n5Rvjw =============================================== Muchos editores de primer nivel han impreso este libro, algunos de los cuales se muestran en las imágenes de este video. Un libro impreso en papel, puede aprovecharse más que un video, destacando los párrafos que más le interesa recordar. =============================================== Educational Purposes Only All content belongs to their respective owners Published under United States Fair Law 17 U.S.C. § 106 and 17 U.S.C. § 106A, Fair use is a limitation and exception to the exclusive right granted by copyright law to the author of a creative work. In United States copyright law, fair use is a doctrine that permits limited use of copyrighted material without acquiring permission from the rights holders. It provides for the legal, unlicensed citation or incorporation of copyrighted material. United States Copyright Act of 1976, 17 U.S.C. § 107. —- Propósitos educativos solamente. Todo el contenido pertenece a sus respectivos propietarios publicado basado en la ley deEstados Unidos17 U. S. C. § 106 y 17 U. S. C. § 106A, Fair use es una limitación y excepción al derecho exclusivo concedido por la ley de derechos de autor al autor de un trabajo creativo. En Estados Unidos la legislación de derecho de autor, uso justo y equitativo es una doctrina que permite uso limitado de material con derechos de autor sin obtener permiso de los titulares de los derechos. Se prevé la citación legal, sin licencia o la incorporación de material con derechos de autor. Ley de derechos de autor de Estados Unidos de 1976, 17 U. S. C. § 107.