¿Para Qué Había Nacido? – Muchas Vidas Muchos Maestros Capitulo 6 -3

¿Para Qué Había Nacido?
Muchas Vidas Muchos Maestros Capitulo 6 -3

Conozca sus vidas pasadas con la ayuda del Dr. Bonomi: https://vidaspasadas.drbonomi.com

»Los miembros de órdenes religiosas se han acercado más que cualquiera de
nosotros, porque han pronunciado votos de castidad y obediencia. Han
renunciado a mucho sin pedir nada a cambio. El resto de nosotros continúa
pidiendo recompensas: recompensas y justificaciones para nuestra conducta…
cuando en realidad no hay recompensas, no las recompensas que deseamos. La
recompensa está en hacer, pero en actuar sin esperar nada a cambio… en hacer
sin egoísmos.
—Eso no lo he aprendido —añadió Catherine, con un suave susurro.
Por un momento me confundió la palabra «castidad» pero recordé que la raíz
significaba «puro», lo cual se refería a un estado muy diferente de la mera
abstinencia sexual.
—… No mimarse en exceso —continuó ella—. Cualquier cosa hecha en exceso…
en exceso… ya lo comprenderás. En el fondo ya lo comprendes. —Hizo otra
pausa.
—Lo intento —dije.
Luego decidí concentrarme en Catherine. Tal vez los Maestros aún no se
hubieran retirado.
—¿Qué puedo hacer para ayudar mejor a Catherine a superar sus miedos y
ansiedades? ¿Y para que aprenda sus lecciones? ¿Es ésta la mejor manera o
debería cambiar algo? ¿O dedicarme a un área específica? ¿Cómo puedo
ayudarla mejor?
La respuesta vino en la voz profunda del Maestro poeta. Me incliné hacia delante.
—Estás haciendo lo correcto. Pero es para ti, no para ella.
Una vez más, el mensaje sugería que todo eso era más en mi beneficio que en el
de Catherine.
—¿Para mí?
—Sí. Lo que decimos es para ti.
No sólo se refería a Catherine en tercera persona, sino que decía «nosotros».
Había, en verdad, varios Espíritus Maestros presentes.
—¿Puedo preguntar vuestros nombres? —inquirí. Inmediatamente hice una
mueca de disgusto ante lo mundano de mi pregunta —. Necesito guía. Tengo
mucho que aprender.
La respuesta fue un poema de amor, un poema sobre mi vida y mi muerte. La voz
era suave y tierna. Sentí la amorosa objetividad de un espíritu universal. Lo
escuché, sobrecogido.
—Serás guiado… a su debido tiempo. Serás guiado a su debido tiempo. Cuando
hayas cumplido lo que se te envió a cumplir, entonces tu vida tendrá fin. Pero no
antes de entonces. Tienes mucho tiempo por delante… mucho tiempo.
Me sentía a un tiempo ansioso y aliviado. Me alegraba de que él no fuera más
específico. Catherine se estaba inquietando. Habló en un débil susurro.
—Caigo…, caigo…, trato de hallar mi vida…, caigo.
Suspiró. Yo hice lo mismo. Los Maestros se habían ido.
Medité sobre los milagrosos mensajes, mensajes muy personales de fuentes muy
espirituales. Las implicaciones eran abrumadoras. La luz después de la muerte y
la vida después de la muerte; nuestra elección del momento de nacer y del
momento de morir; la guía segura e infalible de los Maestros; vidas medidas por
lecciones aprendidas y tareas completadas, no por años; caridad, esperanza, fe y
amor; hacer sin expectativas de recompensa: ese conocimiento era para mí. Pero
¿con qué finalidad? ¿Qué se me había enviado a cumplir?
Los impresionantes mensajes y los acontecimientos que se precipitaban sobre mí
en el consultorio correspondían a profundos cambios en mi vida personal y
familiar. La transformación fue deslizándose gradualmente en mi conciencia.
Por ejemplo: un día en que llevaba a mi hijo a un partido de béisbol del colegio
nos vimos atrapados en un enorme atasco de circulación. Siempre me han
fastidiado esos atascos; y en esa ocasión íbamos a perdernos, además, uno o
dos innings. Sin embargo, caí en la cuenta de que no estaba fastidiado. No
proyectaba la culpa en algún conductor incompetente. Mantenía relajados el
cuello y los hombros. No descargaba la irritación contra mi hijo. Pasamos el rato
conversando. Comprendí que sólo quería pasar una alegre tarde con Jordán,
presenciando un juego del que ambos disfrutábamos. La meta de la tarde era
pasar un rato juntos. Si yo me hubiera molestado y enfurecido, la salida se habría
estropeado.
Cuando miraba a mis hijos y a mi esposa, me preguntaba si habíamos estado
juntos anteriormente. ¿Acaso habíamos elegido compartir las pruebas, las
tragedias y las alegrías de esta vida? ¿Carecíamos de edad? Sentía hacia ellos
52
un gran amor, una gran ternura. Comprendí que sus defectos eran cosas sin
importancia. En realidad, no tienen tanta importancia.
El amor sí.
Hasta me descubrí pasando por alto mis propios defectos por los mismos motivos.
No tenía por qué tratar de ser perfecto ni de controlarlo siempre todo. No tenía
necesidad de impresionar a nadie.
Me alegraba mucho poder compartir esta experiencia con Carole. Con frecuencia
conversábamos después de cenar, ordenando mis sentimientos y reacciones ante
las sesiones con Catherine. Carole tiene una mente analítica y tiene una buena
base de conocimientos. Conocía mi fuerte necesidad de realizar esa experiencia
con Catherine de manera cuidadosa y científica; entonces desempeñaba el papel
de abogado del diablo, para ayudarme a analizar la información con objetividad.
A medida que aumentaban las evidencias críticas de que Catherine estaba, en
efecto, revelando grandes verdades, Carole sentía y compartía mis aprensiones y
mis alegrías.

Audiolibros del Dr. Bonomi www.drbonomi.com/audiolibros.html Subscribase a nuestro canal y disfrute de todos nuestros audiolibros GRATIS https://www.youtube.com/user/drbonomi =============================================== La Verdadera Recompensa Muchas Vidas Muchos Maestros Capítulo 6 Parte 3 Experiencias psiquiátricas del Dr. Brian Weiss narradas por sus pacientes en estado hipnótico, asistiendo al nacimiento de la terapia regresiva a vidas pasadas. Este video se encuentra aquí: https://youtu.be/6PdAN_ioFPg =============================================== Muchos editores de primer nivel han impreso este libro, algunos de los cuales se muestran en las imágenes de este video. Un libro impreso en papel, puede aprovecharse más que un video, destacando los párrafos que más le interesa recordar. =============================================== Educational Purposes Only All content belongs to their respective owners Published under United States Fair Law 17 U.S.C. § 106 and 17 U.S.C. § 106A, Fair use is a limitation and exception to the exclusive right granted by copyright law to the author of a creative work. In United States copyright law, fair use is a doctrine that permits limited use of copyrighted material without acquiring permission from the rights holders. It provides for the legal, unlicensed citation or incorporation of copyrighted material. United States Copyright Act of 1976, 17 U.S.C. § 107. —- Propósitos educativos solamente. Todo el contenido pertenece a sus respectivos propietarios publicado basado en la ley deEstados Unidos17 U. S. C. § 106 y 17 U. S. C. § 106A, Fair use es una limitación y excepción al derecho exclusivo concedido por la ley de derechos de autor al autor de un trabajo creativo. En Estados Unidos la legislación de derecho de autor, uso justo y equitativo es una doctrina que permite uso limitado de material con derechos de autor sin obtener permiso de los titulares de los derechos. Se prevé la citación legal, sin licencia o la incorporación de material con derechos de autor. Ley de derechos de autor de Estados Unidos de 1976, 17 U. S. C. § 107.