Está Volviendo La Reencarnación


Está Volviendo La Reencarnación

Conoce tus vidas pasadas con la ayuda del Dr. Bonomi: https://vidaspasadas.drbonomi.com

===============================================
Está Volviendo La Reencarnación – La Vida Entre Las Vidas Video 10

Regresando a la Tierra 

 

 

Una vez que se han tomado las decisiones cruciales sólo resta descender una vez más a la encarnación. La metaconciencia deja bien claro que mientras la muerte es realmente una vuelta al hogar, un respiro de las luchas cruentas, el nacimiento es l primer día de un duro proyecto nuevo. Y si bien están los que esperan con ansiedad los desafíos de la existencia terrenal, la mayoría ve con desaliento el cambio del bardo sin tiempo y sin espacio a la limitación que representa la vida

terrenal.

 

Por supuesto que algunos muestran mayor desaliento que otros. Un hombre que en una reencarnación solía abusar de jovencitos en la antigua Grecia, sintió un rechazo terrible a  volver a la tierra como un homosexual perseguido.

 

– ¡Oh, no, maldición! ¡Esto no! ¡Cualquier cosa menos eso! +exclamó en trance.  Más tarde dijo:

-No hay manera de que pueda adaptarme a ese cuerpo. Pero ya había hecho la elección, sin ganas, siguiendo el consejo de los jueces y debía seguir adelante. Me sentí   empujado. 

Parecería que el acto de reencarnar puede ser resistido durante un cierto tiempo y no más.

Eventualmente se produce una acumulación de presión cósmica que exige que el sujeto   renueve su desarrollo dentro de los confines de un cuerpo físico, como explicó el sujeto.

El tiempo que transcurre entre dos reencarnaciones depende de cada persona y de cada vida. Entre los sujetos del doctor Whitton, diez meses resultó el intervalo más corto entre vidas; el más largo duró más de ochocientos años. El período medio -unos cuarenta años- ha ido acortándose en los últimos centenares de años. En el mundo antiguo, cuando el mundo cambiaba poco de siglo en siglo, había menos incentivos para reencarnarse que los que hay hoy. La transformación del mundo moderno parece seducir a las entidades siempre hambrientas de experiencias terrenales nuevas yeso ha reducido el tiempo entre encarnaciones, factor este que bien podría explicar el inmenso aumento de la población. Muchos de los sujetos del doctor Whitton que murieron durante la Segunda Guerra Mundial, reencarnaron a tiempo para participar del “boom de los bebés”.                 

Las almas menos evolucionadas que ansían un nuevo cuerpo, cualquier cuerpo, no pasan mucho tiempo en la vida entre las vidas. Ni tampoco las que ven la oportunidad de elevarse en el plano terrenal para compensar kármicamente las acciones de vidas anteriores. Las permanencias largas pueden originarse en el deseo de preparar concienzudamente la planificación de la vida futura, o pueden provenir de la actitud apática hacia el proceso de evolución, actitud que da por resultado el  sueño incorpóreo hasta “el despertar” para la encarnación siguiente. Herodoto, el historiador griego que vivió durante el siglo V a.C. menciona que los antiguos egipcios enseñaban que cada alma debía pasar un período de 3000 años entre encarnaciones. Los hipnoterapeutas modernos han rechazado  ese cálculo al notar que muchos de los sujetos han renacido varias veces dentro del siglo xx. Seth, el famoso espíritu guía que se comunicaba mediante la escritora y médium Jane Roberts, sostenía que la elección personal era la que determinaba la permanencia en el bardo. Seth dijo: “Siempre depende del individuo. Las respuestas están dentro de ustedes entonces como lo están ahora”.

Para entrar en el plano terrenal la entidad pasa una barrera etérea que disminuye las vibraciones de su conciencia. Detrás de la barrera -simbolizada por el clásico “río del olvido”- desaparece el recuerdo de la magnificencia del bardo. Esa amnesia es indispensable porque evita la nostalgia por la grandiosidad que se ha abandonado y permite que el individuo se embarque en su nueva vida sin que lo perturben los ecos de las acciones buenas y malas del pasado. Igualmente importante, el conocimiento del plan que pudiera haber trazado el alma para esa vida queda en el olvido. Así como sería irracional dar las respuestas al estudiante justo antes del examen. la prueba de la vida exige que ciertas informaciones se retiren temporariamente de la mente consciente.

La toma de conciencia de haber ingresado en un cuerpo parecería, según las informaciones disponibles, que va desde unos meses antes del nacimiento hasta justo después de salir del vientre. Muchos de los sujetos del doctor Whitton han mencionado haber estado “revoloteando” sobre la madre, instándola a elegir ciertos alimentos y música, desalentándola de beber alcohol y fumar y dirigiendo su conducta de manera de lograr bienestar para ambos. En muchos casos se ha comunicado un nombre para la criatura en estado embrionario.

¿Entra el alma en el cuerpo de repente o en forma gradual? ¿Antes del nacimiento, durante o después? ¿O todo varía entre las personas? Esas preguntas vitales no tienen aún respuestas definitivas pues las evidencias son de otro carácter. El asunto se complica por la existencia de dos tipos de memoria: la del cerebro y la del alma. Como la memoria cerebral funciona dentro de los tres meses de la concepción, es difícil saber si los sujetos en estado de hipnosis proporcionan mensajes que provienen del sistema nervioso central o de la eterna presencia del “Yo”. Esa incertidumbre, si bien es importante para el problema del aborto, no tiene solución. Diríamos que si el alma está dentro del cuerpo cuando se realiza el aborto, la muerte del feto es un asesinato; si no, el que efectúa el aborto

está extirpando solamente un trozo de tejido.

La cuestión del aborto se ve complicada más aun por la creencia de los drusos del Líbano en que la reencarnación se produce sin la existencia del bardo; que nace un ser en el momento de morir su cuerpo anterior. Losjains de India tampoco hablan de un estado de vida intermedia y dicen que se concibe una criatura cuando su cuerpo anterior muere. Los datos de Edgar Cayce sugieren que el alma puede entrar en el cuerpo muy poco antes del nacimiento, poco después o en el momento de nacer. En general, los sujetos del doctor Whitton apoyan los asertos del clarividente Cayce cuando comunican sus experiencias en el momento de nacer, como la del sujeto siguiente

 

 

Estaba en la sala de partos observando a mi madre y a los médicos a su alrededor. Una luz blanca rodeaba todo y yo era uno con esa luz. que los médicos decían: “i Ya viene!”. Supe que debía introducirme en el cuerpo. No tenía ganas de entrar en esa vida. Me había sentido maravillosamente como parte de la luz. 

 

A medida que progresa la nueva vida, la vida entre las vidas es como si no hubiera existido. El niño desarrolla una identidad central que supone que su yo y el ambiente físico que lo rodea es la única realidad. A medida que va desarrollándose el lenguaje es posible que vayan siendo elegadas a la “irrealidad” algunas sensaciones sobre un estado más refinado de la existencia. Relegadas como vagas, abstractas e imaginarias.

Cuando una persona vuelve a la conciencia normal después de haber viajado por la vida intermedia, con frecuencia se siente perturbada, desorientada y desalentada. Como criaturas a

las que se ha apartado del quiosco de golosinas, los sujetos del doctor Whitton anhelan volver a ese ámbito de comprensión perfecta, en el que el sentido de la vida es claro y el alma y su propósito inmortal es diáfano como el cristal. Un sujeto se quejó diciendo:

 

Me han despertado en un mundo irreal. Ahora sé dónde está la realidad. 

 

Hasta una mera ojeada a la “verdadera realidad” proporciona el conocimiento de que la experiencia del bardo está destinada a ocurrir, aunque más no sea porque uno está contenido  en un vehículo corporal perecedero. Y eso suprime el miedo a la muerte. Otro sujeto dijo:

 

Ahora puedo esperar a la muerte sabiendo que es algo realmente muy bello. 

 

Si bien casi todos los que viajan por la vida entre las vidas retienen el sentido de ese otro mundo maravilloso cuando despiertan, pocos son los que pueden relatar algo coherente, que los satisfaga plenamente, a pesar de haber hecho buenas descripciones cuando estaban en trance.  -Es tan diferente -dicen, buscando las palabras.  Una mujer dijo:

 

No puedo explicarlo. Pero ahora conozco los porqués, las razones de mi propia vida. 

 

Parte de la dificultad de la interpretación reside en las características especiales de la metaconciencia. Los seres humanos tratan de describir los acontecimientos extraños en función de lo que ya conocen, pero en la Tierra no hay nada que pueda compararse con algo de la vida intermedia. Hasta los símbolos fracasan cuando se intenta aprehender la naturaleza y el sentido de la experiencia. y también sucede que las personas censuran sus recuerdos.  Un sujeto comentó:

Puedo reservar información pero no puedo mentir. 

 

Hay una inclinación muy fuerte a suprimir cualquier emoción negativa. La amnesia voluntaria se producirá sin duda cuando el alma decide que el conocimiento consciente de los acontecimientos que se avecinan afectarán el desarrollo kármico. Varias veces los sujetos hipnotizados han visto acontecimientos futuros en sus vidas y han pedido al doctor Whitton que borrara esas premoniciones de sus conciencias.

 

     Por favor, no permita que recuerde esto cuando despierte. Podría sentir la tentación de nterferir con mi karma. 

 

Otros han salido del trance mientras relataban las circunstancias de sus futuros y se han encontrado incap aces de recordarlas.

Sin embargo, algunos se han sentido en libertad de revisar sus libretos kármicos, de llevar los conocimientos a la conciencia y predecir hechos del futuro en sus vidas. Cuando las predicciones eran a corto plazo, lo que permitía su verificación, demostraron ser acertadas. Pero lo que ocurre con mayor frecuencia es que se permite a los sujetos tener sólo una visión borrosa de lo que les espera. En agosto de 1984, un operador de equipo pesado supo, cuando estaba en el estado de metaconciencia que le esperaba algo “terriblemente malo” en el otoño de 1985. No tenía idea de cuál podía ser ese acontecimiento desgraciado y sabía que no debía tratar de descubrirlo para no tomar medidas para evitar que sucediera. El sujeto dijo:

Sea lo que fuere debo pasar por ello en pro de mi evolución. 

 

El 15 de setiembre de 1985 tuvo un gravísimo ataque de asma por el que estuvo internado dos semanas, los primeros cuatro días en la unidad de terapia intensiva. Todos los que vuelven del bardo cuentan una historia diferente.

 

El tema es similar pero los relatos varían en cuanto a la intensidad de la luz o del esclarecimiento en el umbral, al aspecto de los miembros del tribunal (algunos no visualizan a los Tres sino que solamente sienten los consejos de una autoridad superior), el grado hasta el que pueden permitirse revisar el libreto kármico y muchos otros detalles. Pero en un aspecto fundamental, los pocos privilegiados que han visitado la vida intermedia reciben el mismo mensaje: somos totalmente responsables de quiénes somos y de las circunstancias en las que nos hallamos. Nosotros hacemos la elección.

La total responsabilidad por uno mismo puede percibirse como libertad sobre el filo de una navaja, pero el terror se mitiga con el conocimiento de que todos tomamos parte de un proceso evolutivo asombroso en el que participan todos los pensamientos, palabras y hechos con sentido y propósito. Habiendo visto cómo se elige cada encarnación sucesiva sobre la base del pasado, los viajeros de la vida intermedia están obligados a retornar a esta vida con una mayor claridad sobre sus responsabilidades. Pero también retienen la apreciación profunda, de la sensibilidad moral que opera en el macrosomos, sensibilidad que perdura aun en los complejos viajes de ida y vuelta de la vida corpórea. Exponerse a esa realidad más profunda, a esa mayor armonía, no promete más que la liberación mediante la comprensión. Como dijo Cicerón en De Legibus, después de haber espiado el más allá: “Por fin sabemos las razones por las que debemos vivir; y no sólo estamos ansiosos por vivir sino que tenemos mayores esperanzas en la muer-  te”.

Este video se encuentra aquí: https://youtu.be/WDSyJZhW1hs