Como Superar el Miedo a Quedarse Solo

Como Superar El Miedo a Quedarse Solo

Una joven suramericana escribió para comentar la curación que había sentido luego de practicar la regresión a vidas pasadas

Desde que conocí a mi novio y empezamos a salir, cosa que sucedió hace más de un año, siempre he sentido mucho miedo de perderle y debo reconocer que mi miedo no es una cosa normal pues hasta he pensado en suicidarme si realmente le perdía.

Esto tal vez pueda considerarse una experiencia frecuente para muchas adolescentes pero el caso es que mi novio nunca me ha dado ningún motivo como para que yo me pusiera a pensar que podía dejarme y muy por el contrario, siempre me demuestra lo mucho que me quiere.

Finalmente en uno de esos días en que me venían esos pensamientos obsesivos, decidí someterme a una regresión a vidas pasadas para averiguar por qué me estaba sucediendo lo que me sucedía.

Y entonces me encontré sentada al costado de un camino bajo un cielo estrellado en el año 1679 en Francia

Yo era una joven francesa muy bella con un pelo largo oscuro y unos veinte años de edad.

Mi ropa era bastante andrajosa pues llevaba unos harapos de color marrón y unas sandalias muy gastadas lo cual me llevó a darme cuenta de que era una persona muy pobre

Par colmo de males no me encontraba sola, sino que en mis brazos tenía un bebe que lloraba sin parar.

En cierto momento vi que alguien se acercaba y aunque su aspecto era totalmente diferente, me pude dar cuenta que se trataba de quien hoy en día es mi novio. El no era francés sino español y se llamaba Pedro.

En realidad, Pedro era mi pareja, era un joven alto delgado y apuesto y el niño que yo llevaba en mis brazos era nuestro hijo. Cuando Pedro nos vio él también se puso a llorar en forma desesperada.

Entonces entraron en escena dos guardias que bruscamente arrancaron a Pedro de al lado mío. Pude sentir los gritos desgarradores de Pedro y vi como estiraba las manos como para aferrarse de mi sin lograrlo.

La escena fue algo verdaderamente desgarrador, hasta tal punto que no quise vivir más esa experiencia y abrí los ojos.

Entonces me di cuenta que, para mi sorpresa, en lugar de sentirme compungida por lo que acababa de recordar, en realidad me puse a reír como una loca y me sentía con ganas de gritar de tanta alegría, ya que por dentro me sentía libre.

Lo más extraño que me sucedió después de todo eso es que no he vuelto a llorar más por la pérdida de mi novio y que todas esas terribles sensaciones de miedo han desaparecido y encima nuestra relación ha  mejorado aún más que antes.

Creo que todo el mundo aprovecharía pasar por una experiencia como la mía, pues esto ha sido el tratamiento más increíble del cual haya participado, ya que es una forma de comprender las cosas que te permite ver cómo funciona la vida y como se renuevan las relaciones de amor una vida después de la otra.

A mí la vida no me ha quitado un novio, sino que trescientos años después me ha devuelto como pareja el marido que había perdido en mi vida anterior y esa sensación es algo maravilloso que no puedo comparar con ninguna otra cosa.

La comprensión realmente cura y a través de ella el amor se renueva y manifiesta eternamente.

Estas dos personas no han vuelto a encontrarse por accidente o casualidad, sino que el destino trazó delicadamente los planes para que pudieran reencontrarse y continuar su historia. Y esto sucedió antes de esta vida, mientras se encontraban planificando sus futuros desde sus cuerpos espirituales, por lo que cuando se volvieron a encontrar no se esperaba que lograran conocerse, sino reconocerse a un nivel más profundo como almas gemelas compañeras de ruta a través de los siglos.

Y una de las cosas que debían aprender en esta vida es que debían superar el miedo a la separación dándose cuenta que la energía del amor cuando se pone en movimiento ya no termina nunca, ni siquiera con la muerte del cuerpo físico.

La experiencia de esta joven es un excelente ejemplo de la forma en que antes de nacer planificamos nuestras oportunidades de aprendizaje, como nos colocaremos en el futuro en ocasión de darnos cuenta del significado del amor para así poder renunciar al miedo

Con mis mejores deseos
Dr. Roberto A. Bonomi

Nota: Inspirado en el libro Mensajes de los sabios